EXORCISMO

Me había sentado en un café… Figurativamente hablando, claro está… Tampoco había pedido un café, porque no hay suficientes sobres de azúcar en las mesitas donde uno se sienta, para…

Continuar leyendoEXORCISMO